Logo de Ortodoncia Brais Andújar Villar en A Coruña

Retrognatismo maxilar en niños

Es importante diagnosticar de forma precoz el retrognatismo maxilar en el niño, porque la infancia es el momento de corregirlo mediante ortodoncia, evitando en muchos casos la necesidad de cirugía ortognática (cirugía del maxilar y de la mandíbula) en el futuro.


Alejandro ha tenido la amabilidad de permitirnos exponer su caso para que podáis comprender en que consiste el retrognatismo maxilar, cómo se soluciona y por qué es tan importante su diagnóstico precoz en la infancia.

Perfil de un niño con retrignatismo.

El estudio cefalométrico reveló que la mandíbula (2) estaba correctamente desarrollada y que la verdadera causa del problema era un escaso desarrollo del maxilar superior (1), lo que se conoce con el nombre de retrognatismo del maxilar superior.

Perfil de un  niño con retrognatismo, transparencia de maxilar y mandíbula.

¿Cómo se soluciona el retrognatismo maxilar?

Para corregir el retrognatismo maxilar aplicamos fuerzas sobre el maxilar con una máscara facial que lo atrae hacia delante mediante unos elásticos (amarillo) a la vez que un expansor o disyuntor palatino (blanco) ensancha el paladar.

Radiografía de perfil permite ver el expansor palatino y la máscara facial.

La máscara facial es tan aparatosa que asusta a los padres cuando la ven por primera vez. Por el contrario, a los niños, les hace gracia ponérsela, la toleran muy bien y duermen sin problemas con ella puesta.

Los niños aprenden enseguida a colocársela ellos mismos al llegar a casa, donde deben usarla al menos diez horas al día para que sea efectiva.

Radiografía del perfil de un niño con retrognatismo, con máscara facial.

Alejandro fue un paciente muy disciplinado, durante los diez meses que duró el tratamiento, se puso la máscara facial todos los días al llegar a casa, una media de 12 horas diarias. Su fuerte motivación por curarse, hizo posible obtener el resultado que podéis ver.

Antes y después de un caso de retrignatismo en un niño. Imágenes y radiografias de perfil.

¿ Porqué es tan importante el diagnóstico precoz del retrognatismo maxilar en niños?

A partir de los 9 años de edad en las niñas y de los 10 años en los niños, el desarrollo del maxilar superior ya se ha completado y ya no es posible modificar su forma mediante ortodoncia, sólo la cirugía ortognática podrá solucionar este problema.

¿Comprendes ahora la importancia del diagnóstico precoz en ortodoncia infantil?

¡Muchas gracias Alejandro por tu inestimable colaboración!



Quizás te interese:

Apiñamiento dental en niños.

Caso de una niña con apiñamiento dental.